11 de septiembre de 2015

RIO, CASI UN TANGO por Pili

Hace ya varias entradas de este blog chiquito pero con muchas ganas, y aún no pude escribir nada de Rio. Tampoco ya guardo en favoritos del buscador el blog de Ana Schlimovich "Me Rio de Janeiro". Cada tanto pongo bossa nova para ver si así, me acerco. Como cayendo a la realidad de un amor no comprendido, así fue volver de .Rio
Sí, me gusta dramatizar, pero no admito"el bueeno, no es el unico lugar del mundo"
Siempre supe que iba ser una ciudad maravillosa y lo es. pero, cada quien con cada cosa. No hay un lugar en el mundo igual para todos. Tu Rio puede ser distinto al mio.
Este post no contiene información ni detalles del viaje. va a haber otros sobre el caso. Es como un lugar donde describo como mi alma llora un poco cuando de Rio se trata. La distancia no es la distancia. Es la posibilidad
Sin embargo, a medida que me voy dejando llevar por las letras y que Spotify me da la chance de escuchar el susurro que es la bossa nova, me voy despojando de la melancolía del principio y el espriritu carioca que, supongo hay en mi, gana terreno.
Hice una pausa. En el transcurso busque el blog de Ana, lo guarde en favoritos de Google y de Blogger también. Revisé las fotos del viaje. La bossa del Spotify sale de la computadora y sonrío. Es que Rio te hace sonreir suavemente. No es carcajada. Es relax.
Como sostengo que no hay un lugar en el mundo igual a todos, el Rio de Correvuela es ese lugar donde vos podes manejar el tiempo. Parece que la vida no se le escapa a los cariocas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario